TecnoXplora » Apps

Y TU PRIVACIDAD (COMO SIEMPRE) ESTÁ EN PELIGRO

España es el país más activo en WhatsApp (y nuestra hora punta son las 22h)

Que renuncias a una parcela importante de tu privacidad usando WhatsApp es algo que ya sabías, pero igual este experimento de un grupo de investigadores alemanes hace que vuelvas a pensar en ello. De paso, y como no hay mal que por bien no venga, hemos aprendido unas cuántas cosas interesantes sobre el chat por excelencia ¿Sabías que los sábados son el día de menor actividad?

WhatsApp es una nueva forma de comunicarse con clientes potenciales

ter-burg en Flickr bajo licencia CC WhatsApp es una nueva forma de comunicarse con clientes potenciales

Publicidad

Ya sabes perfectamente cómo funciona WhatsApp, sobre todo si eres español. No hace falta que te expliquemos que cada vez que abres la aplicación, si estás conectado a internet, tu estado cambia a “en línea”, y que no puedes hacer nada para evitarlo.

Tampoco te tenemos que contar que, guardando un número de teléfono al azar en tu agenda, puedes ver en WhatsApp el nombre, foto de perfil y estado de conexión del usuario al que pertenece, aunque sea un perfecto desconocido.

Combinando ambas cosas, y con mucha paciencia, podríamos conocer exactamente los patrones de uso de WhatsApp de personas de cualquier lugar del mundo, con las implicaciones que eso tiene para su privacidad: ¿se contectan desde el trabajo? ¿cuántas horas suelen dormir? ¿Los fines de semana siguen pegados al móvil?

Ahora imagina que en vez de monitorizar los hábitos de esa gente de forma manual, que es muy tedioso, pudiéramos automatizar el proceso para recopilar estadísticas de uso de cientos de usuarios de distintos puntos del planeta. La información resultante sería de lo más útil, ¿verdad?

Pues es exactamente lo que ha hecho un grupo de investigadores de la Universidad alemana de Erlangen-Núremberg conectando varios iPhone con una versión de WhatsApp modificada a un servidor que iba almacenando los datos.

Adicciones al móvil

Expertos en seguridad informática de la citada institución han rastreado durante nueve meses (de julio de 2013 a abril de 2014) la actividad de mil usuarios de WhatsApp escogidos al azar y de diversas procedencias (EEUU, Francia, Italia, Alemania, Rusia, Holanda, España, Reino Unido, Tailandia y Turquía).

Algunas de las conclusiones que han sacado son de lo más interesantes:

1) Los españoles somos los más activos:

Un usuario medio dedica unos 35,15 minutos al día a chatear vía WhatsApp. Salvo que sea español: entonces los minutos que empleará al día serán 64,35 -casi el doble-. Los que menos tiempo pasan en la app de mensajería son los tailandeses (5,46 minutos al día).

ZbGjL

2) WhatsApp no es una discoteca: los fines de semana sigue igual

Los investigadores admiten que esperaban “un uso más intensivo durante el fin de semana”, pero descubrieron que el tiempo medio de conexión se distribuye de forma casi constante a lo largo de los siete días. De hecho, el día de mayor desconexión en España es el sábado.

7or9w

3) El chat por excelencia está lleno de noctámbulos

Aunque, lógicamente, la mayor parte de la actividad se registra durante la mañana y las primeras horas de la tarde (los españoles dedicamos unos 30 minutos al chat entre las 7:00 y las 18:00), sorprende que a partir de las 23:00 y hasta las 7:00 se destinen de media unos 13 minutos de conexión.

bL5uo

4) La hora punta en España son las 22:00

Hay un pico de actividad a la hora de la comida (entre las 14:00 y las 16:00) y otro aún mayor a partir de las 20:00, que comienza a remitir tras el 'prime time', que se sitúa en España a las 22:00.

TQpLT

5) WhatsApp no hace nada para impedir que te espíen

Igual que estos investigadores han podido rastrear los patrones de uso de mil usuarios durante nueve meses, cualquier otra persona con los conocimientos suficientes podría hacerlo. Un cibercriminal podría así determinar tus hábitos (¿a qué hora se acuesta? ¿cuándo sale del trabajo? ¿está de vacaciones?) y utilizar esa información en tu contra -se nos ocurren muchas formas, pero mejor no dar ideas-.

Para que puedas valorar la magnitud del peligro, estos expertos alemanes han subido a la web del experimento las fichas con la información de cada usuario monitorizado, que pueden ser consultadas individualmente. Ellos, claro está, han pixelado la foto de perfil y han anonimizado los datos, pero un atacante que usara un sistema similar también los tendría a su disposición.

“Aunque monitorizamos información personal de miles de usuarios durante varios meses –y eso dista mucho de ser el comportamiento habitual de un usuario– nuestros esfuerzos de monitorización no fueron inhibidos de ningún modo” por WhatsApp, sentencian los investigadores. Alarmante cuanto menos...

Publicidad