TecnoXplora » Apps

APPS

Convierte tu viejo móvil en una cámara de seguridad

Dale una nueva vida a tus viejos móviles con esta app.

Publicidad

Con el paso de los años vamos cambiando de móvil por diferentes razones se ha roto la pantalla o ha dejado de funcionar, por bajo rendimiento de móvil y de la batería o simplemente porque nos hemos cansado y hemos decidido comprar una nuevo. Pero todavía podemos darle un uso a esos móviles que hemos descartado que siguen funcionando y que tenemos dando vueltas por casa.

Convierte tus antiguos móviles en cámaras de seguridad

Podemos darles una nueva vida a nuestros móviles viejos usándolos como cámara de vigilancia. Podemos situarnos en cualquier parte de la nuestra casa y grabar todo lo que sucede en cada momento. Una función para la que no es necesario que estos dispongan de tarjeta SIM, solo estar conectados al Wifi y si queremos que estén siempre activos mantenernos conectados a la corriente eléctrica enchufados a su cargador. A continuación, te contamos los pasos que debes dar para transformar tu viejo móvil en un sistema de seguridad.

Convierte tu viejo móvil en una cámara de seguridad
Convierte tu viejo móvil en una cámara de seguridad | TecnoXplora

Lo haremos usando para ello una aplicación, en las tiendas de aplicaciones, podemos encontrar varias de estas apps con la que llevar a cabo la transformación, pero en esta ocasión hemos seleccionado esta completa app. Se trata de Alfred una app que encontramos tanto en la tienda de aplicaciones de iOS como su versión para Android. Una app que además de permitirnos ver que ocurre alberga otro tipo de funciones como comentamos a continuación.

  • Gracias a los altavoces y micrófonos del teléfono podemos escuchar lo que pasa en cada momento e incluso, comunicarnos y hablar con quién se encuentre en la misma habitación. También tenemos la opción de grabar y acceder a los vídeos almacenados fácilmente, siguiendo estos sencillos pasos.
  • El asistente de la app nos guía a través del proceso, lo primero es descargar la app desde la tienda de aplicaciones correspondiente en todos los dispositivos, ya sean iOS o Android.
  • A continuación, debemos realizar el registro de ambos dispositivos, para ello utilizaremos la misma cuenta de usuario en todos los terminales, por ejemplo, nuestra cuenta de Google. Usando el mismo usuario ambos teléfonos quedarán conectados.
  • En tu teléfono habitual define los roles de cada dispositivo, siendo nuestro antiguo teléfono el que será usado como cámara y nuestro teléfono habitual como receptor de las imágenes, será donde las visualizaremos.

La app es muy sencilla, intuitiva y fácil de configurar. Entre las opciones encontramos una opción que permite utilizar una función de detección de movimiento, que activará la cámara cuando detecte cualquier cambio en la imagen. Llegados a este punto, podemos configurar la sensibilidad de la lente para que salte en distintas situaciones. Por último, tenemos la posibilidad de acceder a las imágenes grabadas que se almacenarán en el servidor de la propia app durante un periodo máximo de 7 días, transcurridos estos no podremos recuperar el contenido. Una forma muy sencilla de acceder a un sistema de seguridad doméstico. A través del cual podremos comprobar en cada momento y en tiempo real, lo qué está ocurriendo en nuestra casa sin necesidad de estar presente.

Publicidad