Las dashcam se han convertido en dispositivos habituales en muchos coches, sobre todo en países como Rusia, donde llevan años instaladas en muchos coches. Estas cámaras sirven para grabar nuestros itinerarios en vídeo, y pueden ser extremadamente útiles en caso de accidente, ya que cuentan con los sensores necesarios para poder detectar accidentes, y grabar justo en el momento preciso. Pero no es necesario que te gastes 50 euros o más en una de estas cámaras, ya que puedes convertir tu móvil en uno de estos dispositivos fácilmente. Por eso os contamos qué app puede hacer esto de forma sencilla con nuestro móvil y disfrutar de una forma diferente de grabar nuestros trayectos en vídeo.

Cameonroad, la app que convierte tu móvil en una dashcam

No tenemos más que descargar la app para comenzar a disfrutar de una dashcam en tu coche. Para ello una vez que la ejecutamos solo tenemos que pulsar el gran botón para comenzar una ruta. Será entonces cuando la aplicación nos avise de que va a grabar vídeos de 10 minutos con una determinada resolución y que estos los mantendrá guardados en la memoria del teléfono. Por tanto en el momento que empecemos a movernos la grabación se irá almacenando en la memoria del teléfono con los diferentes trayectos que realicemos.

Esta app no solo graba de la cámara trasera del teléfono, con la que vamos grabando todo lo que pasa delante del coche, sino también con la cámara frontal, lo que quiere decir que puede grabarnos a nosotros mismo mientras conducimos. Algo que también puede ser realmente útil en caso de accidente en el que podamos haber sufrido alguna lesión. Para realizar las grabaciones tendremos que conceder una serie de permisos a la app, por ejemplo para que pueda grabar con la cámara o el micrófono. Además podremos ajustar diferentes parámetros de la grabación antes de iniciarla.

Como por ejemplo la calidad del vídeo, que puede ser de 480p, 720p y 1080p, cuanta más resolución más espacio ocupará en la memoria del teléfono. También podemos configurar el enfoque, que sea fijo, automático o al infinito, algo que influirá directamente en el resultado de la grabación. También podemos elegir el lugar donde vamos a guardar la grabación, por ejemplo en una determinada carpeta de nuestro teléfono. Un aspecto interesante de la app es que cuenta con un navegador integrado, similar al de Google Maps, por lo que se puede utilizar este también para recibir indicaciones que nos permitan llegar a nuestro destino en el menor tiempo posible.

Esta app la podemos descargar desde la App Store de Apple para los iPhone, lamentablemente ya no podemos hacerlo para los móviles Android, ya que ha dejado de estar presente en la tienda de Google. Aunque podéis encontrar muchas alternativas si en la búsqueda de la Play Store ponéis “dashcam” encontraréis entonces un gran número de apps que simulan su funcionamiento. Sin duda una excelente forma de disfrutar de nuestro móvil como si de una auténtica dashcam se tratara.