Hasta hace no mucho, cuando queríamos llevar un documento a la pantalla de nuestro ordenador, era necesario contar con un escáner plano que pudiera escanear todo el documento para poder editarlo después. Esto era algo bastante engorroso y lento, porque perdíamos unos minutos en escanear, abrirlo en el PC, y luego debíamos recortarlo, si no lo reconocía automáticamente el software del escáner. Pero con los móviles estos se ha simplificado al máximo. De hecho es más fácil que nunca gracias a las cámaras y apps de nuestros móviles. Ahora Google Fotos ha estrenado una nueva extensión que simplifica el proceso de recortar un documento.

Así funciona la nueva extensión

Hay que recordar que Google Fotos cuenta desde hace bastante tiempo con una herramienta para recortar los documentos en su app móvil, pero tiene una función limitada. Porque nos permite recortar los documentos solo con esquinas rectas. Mientras que la nueva función nos da total libertar para mover las esquinas, generando a veces recortes que no tiene por qué tener una geometría uniforme. Para poder contar con esta nueva función debemos tener instalada la versión 4.26 de Google Fotos. Una vez que comprobamos que es así, solo tenemos que hacer una foto a un documento de texto o similar.

Recortando fotos | Tecnoxplora

Una vez que la visualizamos en Google Fotos, debemos pulsar sobre el icono de edición de la imagen. Cuando pulsemos entraremos en un nuevo menú, del en su parte inferior derecha saldrá un pequeño diálogo de texto que nos avisará de que hay una nueva extensión de Google Fotos disponible para poder utilizar. Esta se llama “extensión para recortar documentos” y podemos acceder a ella desde donde nos indica, en el icono de cuadrícula de la parte inferior derecha de la pantalla. Una vez pulsamos, veremos cómo aparece una ventana emergente que nos permite editar la imagen en otra app, o bien utilizar la nueva extensión.

Esta aparece en la parte superior con el texto de “recortar documento” por lo que debemos pulsar sobre ella para comenzar con la edición y recorte de la imagen. El recorte es sumamente sencillo, con cuatro burbujas que nos muestran el lugar de la foto donde se encuentra el recorte de cada una de las esquinas. Solo debemos ir arrastrando estas esquinas hasta los lugares que nos parezcan más apropiados, para después recortarlas fácilmente pulsando sobre la función de aplicar los cambios. La gran diferencia ahora es que podemos ajustar cada una de las esquinas en un lugar diferente, recortando el documento tal y como lo hemos captado con la cámara de fotos.

De esta manera los recortes ahora son mucho más precisos que los del método tradicional de Google Fotos. Lo mejor de esta herramienta es que una vez que elegimos las esquinas de la foto, aunque no sean rectas, la edición de Google Fotos adaptará la perspectiva para que parezca que en ningún momento se ha recortado y que tiene un aspecto natural. De tal manera que todo el documento o imagen queda con un aspecto natural.