El iPad se ha convertido en un dispositivo esencial para muchos usuarios, que lo utilizan sobre todo por las diferentes posibilidades que ofrece como alternativa al móvil, gracias a su pantalla más grande. Es un dispositivo perfecto para ver nuestros contenidos multimedia en pantalla grande o por ejemplo para utilizarlo como complemento de trabajo, por ejemplo para ilustrar a mano alzada con un lápiz sobre su pantalla. Pero además podemos darle otro uso completamente diferente, y que sin duda vas a agradecer si tienes también un ordenador Mac de Apple. Y es el uso como pantalla secundaria. Hay una forma de nativa de poder utilizar el iPad como una extensión del escritorio del Mac, y es muy sencillo activarla.

Moviendo la pantalla | Apple

Así puedes activar la pantalla secundaria

Hay una función nativa en los Mac que permite utilizar precisamente el iPad como una pantalla secundaria. Esta se llama Sidecar, un nombre bastante apropiado, y nos permite precisamente enviar a la pantalla del iPad parte del escritorio del Mac. Para ello lo que debemos hacer antes es comprobar los requisitos de sistema para precisamente poder saber si es posible enviar la pantalla a la tableta de Apple. Básicamente los Mac o iPad compatibles son los siguientes:

Mac con macOS Catalina

  • MacBook Pro de 2016 o posterior
  • MacBook de 2016 o posterior
  • MacBook Air de 2018 o posterior
  • iMac de 2017 o posterior, más iMac (Retina 5K, 27 pulgadas, finales de 2015)
  • iMac Pro
  • Mac mini de 2018 o posterior
  • Mac Pro de 2019

iPad con iPadOS 13

  • iPad Pro: todos los modelos
  • iPad (sexta generación) o posterior
  • iPad mini (quinta generación)
  • iPad Air (tercera generación)

Además debemos tener en cuenta que para utilizar esta función ambos dispositivos deben estar identificados en iCloud, de tal manera que los dos puedan acceder a la misma cuenta de Apple. También debemos recordar que ambos dispositivos deben estar al menos de 10 metros de distancia, para que no haya problemas de comunicación inalámbrica entre ambos, dando pie a posibles alternaciones en la señal de la imagen. Para poder ver la pantalla del Mac en el iPad, debemos pulsar sobre el botón verde en la barra de la ventana del contenido que vamos a enviar.

Interfaz de la pantalla duplicada | Apple

Al desplegarse el nuevo menú debemos pulsar sobre el botón de “Mover a iPad Pro” o el iPad que tengamos conectado en ese momento. En este caso estaríamos moviendo la pantalla del Mac a la del iPad, pero hay otra opción, que es la de extender el escritorio del Mac. Para ello debemos pulsar sobre el icono de AirPlay, en la barra de menú del Mac y después seleccionar “conectarse al iPad” para que veamos ahora la tableta como una auténtica extensión del ordenador en esa pantalla de la tableta. Por tanto tenemos las dos opciones, enviar directamente lo que vemos en la pantalla del Mac o bien extender el escritorio, en ambos casos la tableta cobra una funcionalidad realmente interesante para su uso no solo de entretenimiento, sino también en su uso profesional.