Son muchos los usuarios que tienen en su poder y usan día tras día su cuenta de Google. Bien sea en su móvil, tablet, ordenador o todos los dispositivos a la vez, la cuenta de Google resulta muy útil si se pretenden sincronizar datos entre varios terminales. Entre las herramientas más populares que permiten la sincronización de Google se encuentran la del correo electrónico, la de fotos, la del historial de búsqueda y la función de autocompletar, que sirve para datos y contraseñas.

Por una parte, esta sincronización de Google y su servicio en la nube pueden ser muy útiles para el usuario, puesto que puede acceder a toda la información que comparta con el servicio desde varios dispositivos. Por el contrario, tener los datos disponibles desde varios dispositivos puede hacer que estén más accesibles para terceros y se puedan sufrir robos de datos, fotografías o contactos que estén almacenados en la nube de Google.

Las contraseñas repetidas o muy fáciles y obvias pueden suponer un peligro para el usuario. Hay que apostar por códigos seguros y únicos, no repetirlas en más de una cuenta o aplicación. También es conveniente que contengan caracteres numéricos y letras en mayúsculas y minúsculas además de símbolos. Respecto a las contraseñas, lo mejor es aprendérselas, no tenerlas escritas en ningún papel o aplicación, puesto que otras personas podrían acceder a ellas y utilizarlas.

Es necesario también conocer qué aplicaciones tienen acceso a los datos y qué datos se facilitan a cada una. Aceptar los términos de uso y condiciones sin leerlos puede suponer estar aceptando una cesión de derechos que no se pretendía o se desconocía y que puede acarrear consecuencias como el uso de la propia imagen, de los contactos o la publicación en el nombre del usuario. Por estos motivos, mantener un control sobre la seguridad de la cuenta de Google puede protegernos y evitar que perdamos nuestros datos. En el tutorial en vídeo te explicamos cómo hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo borrar las cookies de tu móvil

Estos son los parámetros más importantes que debes ajustar al estrenar móvil