Android tiene en sus últimas versiones un apartado en sus ajustes dedicado exclusivamente al bienestar digital. Un conjunto de funciones que han sido pensadas para que seamos conscientes del tiempo que pasamos utilizando el teléfono a lo largo de un día. En él podemos ver muy bien cuántas veces hemos desbloqueado la pantalla del teléfono. Cuando vemos estos datos nos damos cuenta de las veces que lo hacemos a lo largo del día, y lo repetitivo que es este proceso. Pero hay formas sencillas de desbloquear el teléfono y encender o apagar la pantalla de forma automática, sin tener que hacer nada en esta.

Así puedes automatizarlo

Es muy sencillo poder encender y apagar de manera autónoma la pantalla del teléfono solo cuando es necesario. Para ello podemos descargar una app específicamente diseñada para poder encender y apagar la pantalla automáticamente, gracias a los sensores integrados en el propio teléfono. Como sabéis, uno de los sensores más comunes en nuestros móviles son los de proximidad, que suele colocarse en la parte superior de la pantalla, junto a la cámara de fotos frontal. Este sensor es el que por ejemplo al detectar que acercamos la oreja al teléfono, pasa del modo de altavoz al de llamada mediante el altavoz superior.

Pues bien, hay una app llamada Gravity Screen - On/Off, que como su nombre indica es una pantalla que se comporta de una manera u otra en base a las lecturas del sensor de proximidad. De esta manera dependiendo de lo que detecte este, entenderá que debe encenderse o al contrario, apagarse. Para ello lo que debemos hacer una vez instalada la app es seleccionar los modos de encendido y apagado que queremos activar, así como otros diferentes que utilizan otros sensores para realizar otras labores. Para hacernos una idea, con esta app podemos utilizar el modo de bolsillo, que detecta cuando sacamos el teléfono de este para encender la pantalla, y detecta cuando lo volvemos a meter en él gracias al sensor de proximidad.

También tiene un modo mesa. Este detecta si el teléfono se ha colocado sobre una mesa, y apaga la pantalla automáticamente. También hay un modo de detección de movimiento. Este ha sido diseñado para encender la pantalla cuando se detecta movimiento, por ejemplo cuando cogemos el teléfono con la mano y lo movemos, ahí es cuando se enciende automáticamente la pantalla. Otro modo mantiene la pantalla encendida cuando detecta que la estamos mirando, teniendo en cuenta los pequeños movimientos de nuestras manos mientras estamos sosteniendo el teléfono.

Una app que como es lógico siempre debe estar funcionando en segundo plano en el teléfono. Algo que puede afectar ligeramente a la batería del teléfono, a su autonomía, ya que esta app puede consumir más o menos el 6% de la batería. Eso sí, hay que tener en cuenta que simplemente activar la opción de activar pantalla automáticamente en el sistema puede llegar a consumir más energía. Por tanto estamos ante una app eficiente en todos los sentidos, no solo el de la energía, sino también a la hora de hacernos la vida más sencilla.