Nuestros teléfonos móviles se han convertido en auténticos ordenadores personales que son capaces de hacer cosas que hace una década necesitábamos realizar con ordenadores muy potentes y con muchas horas de trabajo. Ahora hay apps como la que os traemos hoy, que hace auténtica magia con la cámara de fotos de nuestro teléfono, y es capaz de crear fotografías tridimensionales que le dan una perspectiva única a nuestras instantáneas. Algo que podemos conseguir con una app llamada Fyuse que podemos instalar en nuestro teléfono. Hoy en este vídeo os mostramos lo sencillo que es crear una imagen tridimensional que no deja de ser un vídeo, pero que ofrece un sorprendente resultado.

¿Cómo funciona Fyuse?

Esta aplicación disponible para iOS y Android ha sido creada para poder crear unas fotografías que cobran vida propia cuando las tocamos con la yema de los dedos. Esta app nos permite hacer una foto, pero que tiene un desarrollo muy distinto de las que podemos hacer normalmente con la cámara. Esto es así porque cuando la hacemos realmente estamos grabando un vídeo corto. Por eso cuando hacemos la fotografía debemos hacer un movimiento alrededor del protagonista de la imagen, que puede ser una persona, monumento, flor, lo que sea. La clave para hacer las mejores imágenes es que cuando las grabamos debemos ser conscientes de que el movimiento debe ser lo más línea posible, sin vibraciones y sin detenerse.

Si conseguimos grabar nuestra foto de esta manera el resultado sacará todo el partido a esta tecnología. Mientras hacemos la foto hay que mantener pulsado el botón de disparo, con el objetivo de que se grabe toda la porción de vídeo que queremos que conforme todo el contenido. Cuando dejemos de pulsar el botón se guardará la imagen, y entonces podremos compartirla con quien queramos o publicarla en nuestro perfil de esta aplicación. Porque en realidad también se trata de una red social, desde la cual podemos compartir con otras personas nuestras creaciones.

La gracia de estas fotos es que cuando alguien las ve desde esta aplicación, puede moverse alrededor de la escena, como si se hubieran quedado congelados en el tiempo. Al mover el dedo de un lado para otro lo que se reproduce es el vídeo a la misma velocidad que deslizamos el dedo. Por eso da esa sensación tridimensional. Porque los sujetos están quietos, pero podemos movernos a su alrededor. Por eso es esencial que los protagonistas de estas imágenes estén lo más quietos posible, para que se pueda ganar en espectacularidad. Aunque también se pueden hacer buenas composiciones con objetos y personas en movimiento, con un movimiento bien planificado para que nos ofrezca el mejor resultado visual posible.