En los últimos meses hemos conocido diferentes teléfonos móviles, como los Google Pixel 4 o el LG G8s ThinQ, que nos permiten utilizarlos sin tocarlos. Gracias a gestos que sus diferentes sistemas de escaneo pueden reconocer, son capaces de ofrecernos un uso diferente del dispositivo. En esta ocasión nos centramos en el uso de un ordenador, ya sea de sobremesa o portátil, que aunque de fábrica con cuente con esta característica, ahora sí que podemos utilizar sin tocarlo. Y todo gracias a una interesante aplicación que os traemos hoy y que no necesita de complicadas configuraciones.

Controla tu ordenador sin tocarlo

Normalmente este tipo de gestos se puede realizar gracias a cámaras que pueden detectar y reconocer nuestros gestos. Por tanto, es imprescindible que nuestro ordenador cuente con una cámara de fotos frontal, ya sea integrada como en cualquier portátil o una tradicional webcam en la parte superior del monitor de cualquier ordenador. Una vez sabemos que contamos con una de estas cámaras, lo que debemos hacer es descargarnos una aplicación llamada GESTOOS, que como ya su propio nombre nos avanza, funciona mediante esos gestos que nos van a dar el control del ordenador.

Esta aplicación lo que hace es similar a lo que hemos visto en los móviles, y convierte nuestros gestos en algo similar a los gestos que hacemos en la pantalla. El funcionamiento de la aplicación es extremadamente sencillo, porque básicamente convierte en comandos y atajos de cada app los gestos que hacemos delante del ordenador. Para utilizarla, una vez que hemos instalado la aplicación, solo tenemos que elegir la app que queremos controlar desde el propio menú de GESTOOS, al añadirla comenzaremos el proceso de configuración de esos gestos precisamente. Como se puede ver en el vídeo, ponen como ejemplo a Spotify.

Podemos elegir entre gestos con las manos estáticos, en los que esta no la movemos y solo colocamos la mano de una determinada forma, o los gestos en movimiento, que como ya dice su propio nombre, son los que están basados en el movimiento de nuestras manos delante de la cámara del ordenador. No nos podemos inventar los gestos, pero podemos elegir entre 12 diferentes, que se asignan de manera independiente a cada uno de los atajos de teclado que tenga la aplicación y que queramos ejecutar de esta manera. Por ejemplo, si queremos iniciar la reproducción o pararla en Spotify, podemos configurar la combinación teclas habitual para esta acción, y convertirla en uno de los gestos disponibles.

Y así podemos hacerlo con cualquier otra aplicación de nuestro ordenador, solo basta con añadirla a la aplicación y comenzar a convertir atajos de teclado en gestos. De esta manera, cuando la cámara identifica un gesto con las manos, lo convierte automáticamente en una secuencia de teclas que dan como resultado una acción determinada. Por tanto, cuando tengas configuradas distintas acciones en apps diferentes, vas a tener la oportunidad de controlar tu ordenador sin tocarlo. Algo especialmente útil cuando estamos haciendo otras cosas mientras, por ejemplo, escuchamos música, o si estamos reproduciendo una película o serie desde el ordenador.