Hace años era impensable de sin tener que desembolsar ni un euro pudiéramos acceder a un servicio de mapas tan completo como el de Google. Este se ha convertido en todo un referente para poder recibir indicaciones GPS para poder llegar a nuestro destino. Pero lo que más nos gusta de esta app es el grado de personalización que nos llega a ofrecer en diferentes aspectos. Por ejemplo, cuando hablamos de las indicaciones para llegar a un destino, y nos permite amoldarlo a nuestras necesidades, en lugar de a una ruta predeterminada. En Google Maps no solo es posible pedir que nos den indicaciones para llegar del punto A al punto B, sino que además es posible añadir varias paradas en determinados lugares.

¿Cómo puedes añadir paradas a tu ruta?

La aplicación de Google es realmente sencilla de utilizar, incluso para algo que podría entrañar cierta dificultad adicional. Normalmente bastante con poner un punto de partida, normalmente nuestra ubicación, y añadir un lugar de destino, el que queramos, para poder configurar una ruta desde un punto a otro de manera automática. Pero cuando queremos añadir una parada entre medias, o varias, hay un proceso alternativo. Para ello lo que tenemos que hacer es lo habitual, añadir un punto de partida y otro de destino.

Una vez que lo hemos hecho, y tenemos ya la ruta en pantalla, debemos pulsar sobre los tres puntos horizontales en la parte superior derecha de la pantalla. Una vez que lo hacemos, se despliega una nueva ventana en la parte inferior, con un nuevo menú desde el que podemos seleccionar la función que os queremos explicar. Esta es la de “añadir parada” que como su nombre indica añadirá una parada a nuestra ruta dentro de Google Maps. Para ello una vez que pulsamos el botón solo hay que introducir en la búsqueda el lugar donde queremos que se lleve a cabo la parada.

Una vez introducido, Google Maps recalculará automáticamente la ruta para que se incluya esta o varias paradas. De esta manera cuando recibamos las instrucciones para poder llegar a nuestro destino, se tendrá en cuenta la necesidad de pasar por esos lugares. De esta manera podemos hacernos una idea más precisa del tiempo que nos va a llevar esta ruta. Y más importante, no nos perderemos buscando la manera de llegar a esos puntos intermedios, ya que estarán integrados en la ruta.

Como veis es muy sencillo añadir nuevas paradas, de hecho pueden ser varias, lo que hace del viaje algo más placentero, y nos permite contar con más información de antemano cuando salimos a la carretera. Esto al fin y al cabo también redunda en la seguridad de los conductores, ya que no habrá dudas a la hora de llegar a estos puntos intermedios, evitando apartar la vista de la carretera mientras escuchamos las indicaciones para llegar al destino y a las paradas intermedias. Otra demostración de por qué Google Maps es una app tan popular, y sobre todo tan útil para millones de usuarios de todo el mundo.