Apple Music, en comparación con Spotify, lleva bastante menos tiempo en el mercado, a pesar de lo cual ha conseguido ya situarse muy cerca de su principal oponente, Spotify, que parece haber alcanzado su techo. La plataforma de música de Apple es cada vez más fuertes, está disponible en más países que Spotify, y en definitiva sus usuarios ya se cuentan por millones en todo el mundo. Y sin duda cuando disfrutamos de música a través de este tipo de aplicaciones, estamos muy pendientes de que el consumo de datos de nuestro móvil no se desboque cuando estamos lejos de una red Wifi. Hoy te contamos un par de ajustes para evitar que esos datos de Apple Music terminen con tus datos.

Consume menos datos móviles en Apple Music

La aplicación de música de Apple cada vez es más popular, y su app más completa. Esta nos ofrece numerosos ajustes que nos permiten disfrutar de toda la música que nos gusta sin tener que temer por los datos. Como sabéis, de media una canción a una calidad estándar puede ocupar entre tres y seis megas, poco para un bono de datos, pero si estamos escuchando una playlist con cien canciones, ya estamos hablando de entre 300 y 600 megas. Pues bien, para evitar una sangría de datos importante, tenemos tres opciones para limitar ese gasto de datos.

Reduciendo el gasto de datos en Apple Music | Tecnoxplora

El primero de ellos es el de limitar el uso de datos móviles. Para ello debemos entrar en los ajustes de la app, y dirigirnos a la sección de datos. Esta tiene dos opciones, una de ellas es la que permite gestionar el uso de datos móviles. La opción más radical es la de deshabilitar los datos móviles para esta app, para ello debemos pulsar sobre el primer deslizante, el de “usar datos móviles” esto evitará que se utilicen datos de nuestro bono cuando nos desconectamos de una red Wifi, no habrá manera de poder escuchar nada, al estar deshabilitados los datos.

Dentro de datos tenemos también otra opción, menos agresiva, que es la de “Ahorrar datos móviles” que al activarla reduce la calidad de la música que se reproduce, de las imágenes de los discos, y también desactiva la descarga de datos. Con estas dos opciones ya estamos ahorrando muchos datos, aunque es verdad que es probable que la calidad de la música que escuchemos sea cuestionable, pero es el precio a pagar por gastar menos datos. Otra alternativa, mucho más efectiva, es la de descargar la música que más nos gusta. Esto, como ocurre con las plataformas de vídeo, nos permite descargar las canciones, playlist o discos, para escucharlos cuando no haya conexión.

De esta manera se descarga físicamente a la memoria interna de nuestro móvil la música, y siempre está disponible aunque no tengamos conexión alguna, ni de datos móviles o Wifi. Para descargar un disco sólo tenemos que pulsar sobre el botón de “Añadir” a la biblioteca, y posteriormente pulsar sobre el clásico botón de descarga desde la nube de Apple. Ahí comenzará la descarga, gastaremos datos del Wifi, y cuando reproduzcamos esa música no gastaremos un solo dato más, sea cual sea la conexión.