TecnoXplora » Apps

LA ROPA DEL FUTURO ESTÁ LLENA DE APPS

Tu camisa acabará haciendo lo mismo que tu iPhone

En algún momento del futuro el móvil saldrá del bolsillo. No hará falta ni bolso ni celular. Muchas funciones que realizan hoy los gadgets y aparatos digitales estarán integradas en la ropa de forma totalmente invisible.

Chaqueta con teclado incorporado

Chaqueta con teclado incorporado Chaqueta con teclado incorporado gracias a una app

Publicidad

Mar Abad | @marabad | Madrid
| 26.09.2013 08:48

La cremallera se abrirá y cerrará con una orden. Las capuchas subirán solas. Las zapatillas de deporte se ajustarán automáticamente. La ropa del futuro estará llena de apps.

Esto es solo el primer paso. El segundo consistirá en convertir la ropa en un esqueleto externo que permitirá ampliar las capacidades de una persona. Levantar más peso, saltar más alto, correr más rápido, ver más lejos, comunicarse sin teclado ni telepatía... Las prendas de vestir incorporarán componentes biológicos que se adherirán a la piel como hoy lo hace una lente de contacto.

Este futuro que viste chaquetas con medidores de contaminación ambiental no pertenece ni a la literatura ni a la ficción. Está en proceso de construcción en muchas compañías. Una de ellas, MACHINA. La estampa descrita es, en realidad, la hoja de ruta de este colectivo especializado en la invención y desarrollo de wearable technology (tecnología vestible).

El equipo, formado por profesionales de México, Pakistán, Japón y España, presentará en las próximas semanas una chaqueta, llamada MIDI Controller Jacket v1.0, que compone música de los movimientos que hace la persona que la viste.

En principio, está destinada a DJs y músicos que quieran incorporar en sus actuaciones una serie de imágenes y sonidos producidos por sus movimientos o su baile. Pero esto es solo una de las aplicaciones. De acuerdo con un miembro del colectivo, Pedro Mujica Machina, “la cazadora puede usarse con finalidades médicas o deportivas (alta montaña, submarinismo, yoga...). La ropa debe ser una extensión de nuestro cuerpo”.

La firma tecnológica está más empapada de filosofía que de moda. Les importa el diseño pero, ante todo, piensan que vestir puede ser también una declaración en favor del software libre, el hazlo tú mismo (DIY) y el hacktivismo político y social. Esos son sus principios y los aplican en todas sus creaciones.

“Es un proyecto que muestra un estilo de vida y una ideología”, comenta.

“Está a favor del libre flujo de información, una de las batallas que se libran actualmente en el mundo digital”, añade.

El reflejo está en sus primeras creaciones: unas playeras fotosensibles que muestran distintos mensajes relacionados con la libertad de expresión en función del calor y unas mochilas para ciclistas con sensores que lanzan mensajes de luz a los conductores durante la noche.

En esta ocasión, con la chaqueta, van a por más. “El hardware está miniaturizado. Está escondido entre las telas y no se ve. Es un tejido flexible y lavable. Es la primera que se consigue algo así en el diseño textil”, especifica Mujica Machina. La idea de esta compañía es crear “tecnología que se viste” o “electrónica que se embebe” en zapatillas, mochilas, cazadoras o cualquier prenda de vestir. Lo mismo que pretende Google con sus gafas.

El código de la MIDI Controller Jacket v1.0 es abierto. Los dueños de esta prenda podrán proponer mejoras y añadir funcionalidades en una serie de librerías de su hackstore. Pero todo esto resulta invisible en su diseño. La tendencia de la tecnología vestible es que sus componentes digitales pasen desapercibidos.

“Hemos dedicado mucho tiempo a reducir al máximo el hardware, y encontrar telas que permitan esconderlo perfectamente y no den problemas en el lavado”, indica el programador creativo. Entre sus 120 piezas textiles, y sus tres tipos de tela, hay tejidos utilizados en tiendas de campaña y botes para navegar.

La ropa tecnológica, como cualquier cosa que suene a futurismo, tiene un pasado detrás. La idea aparecía ya, por ejemplo, en Regreso al futuro (1985). Esa película fue una de las inspiraciones de MACHINA cuando empezó a pensar en nuevas formas de vestir. El Manifiesto Hacker, de McKenzie Wark, y Occupy, de Noam Chomsky, también están en sus entretelas.

La frontera entre los dos mundos, analógico y digital, podría acabar en unos calzoncillos a rayas.

Publicidad