TE AJUSTA EL BRILLO, EL CONTRASTE...

TE AJUSTA EL BRILLO, EL CONTRASTE...

Blurry, la aplicación que mejora la calidad de tus vídeos

A día de hoy es casi imposible grabar mal un vídeo. Sin embargo, si sigues siendo un zopenco haciéndolo, tranquilo: hay una pequeña solución.

Blurry
Blurry mejora tus vídeos pero no hace milagros | Agencias

¿Te acuerdas de cuándo grabábamos vídeos con cámaras analógicas y los pasábamos luego al ordenador? El adaptador, la maraña de cables, la capturadora, el programa de edición... El largo (y angustioso) proceso que llevaba consigo implicaba que solo editases vídeo si eras un auténtico apasionado.

Luego llegó el móvil, que nos ha facilitado la cosa de una manera bárbara. Sin embargo, aún hoy es posible encontrarse con vídeos antiguos mal grabados o con el hecho de que, aunque tengas el mejor móvil de la historia, grabando vídeo tengas el mismo talento que Beethoven escuchando el canto de los pájaros. Sin embargo, en cualquiera de los dos casos tenemos una herramienta que nos puede echar un cable muy útil.

Mejora la calidad de tus vídeos con Blurry

Se trata de Blurry, un programa que, de una manera tremendamente sencilla, conseguirá que los vídeos grabados de mala manera puedan mejorar bastante su imagen y sean medianamente dignos de ser enseñados.

Editar un vídeo con Blurry es muy sencillo. Basta con abrir el programa, seleccionar el vídeo a editar y fijarnos en el menú de la derecha. Ahí podremos editar tres niveles distintos de brillo y de los colores que hayan salido en la grabación. Según vayamos haciendo cambios, podremos ir viendo a la izquierda cómo iría quedando el resultado final. Una vez que el vídeo esté a nuestro gusto, podremos exportarlo. Tan simple como eso.

Aplicación Blurry Video Clearer

Está bien, pero ojo, no hace milagros

No obstante, es justo ser sinceros con esto: Blurry no te ayudará si necesitas un arreglo profesional o semiprofesional. De hecho, el programa ni siquiera modifica apenas la calidad 'bruta' del vídeo. Lo que hace es modificar el brillo, el contraste y los colores para intentar que, dentro de la calidad con que fue grabado, el vídeo pueda ser visto con la mayor claridad posible (poniendo más luz donde hay oscuridad, añadiendo contraste donde se mezclen las luces...).

Es decir, Blurry es un estupendo programa para un novato que quiera convertir un vídeo horroroso en un vídeo medianamente decente. Si ese es tu caso, puede interesarte probarlo, ya que su funcionamiento es de una sencillez extrema. Si buscas técnicas más profesionales, tendrás que meterse en los complicados y farragosos programas de edición de vídeo habituales.

Una de las ventajas más destacables de Blurry, eso sí, es que permite cargar en su software casi cualquier tipo de vídeo, una característica de la que suelen carecer casi todos los programas de nivel aficionado.

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 24/10/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.