YA DISPONIBLE EN FRANCIA

YA DISPONIBLE EN FRANCIA

Blablacar quiere ser el nuevo Metro: así funciona su nueva herramienta

Ojo a lo que se acaba de sacar de la manga Blablacar: así es Blablalines, su nueva herramienta.

Blablacar
Blablacar | Blablacar

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 08/05/2017

Blablacar se ha convertido en una 'commodity' para casi todo el mundo: si tienes que hacer un viaje medianamente largo y optas por el autobús, el tren o incluso el avión es, simple y llanamente, porque quieres. Los que prefieren un transporte a medio camino entre el precio económico y el viaje rápido acaban optando por esta plataforma.

Más allá del debate sobre si es economía colaborativa o una competencia desleal frente a otros servicios, lo cierto es que la compañía ha conseguido instaurar un nuevo hábito: el de compartir coche entre varias personas para llegar antes al destino y, sobre todo, compartir los gastos derivados de todo el desplazamiento.

La cosa es que Blablacar no parece conformarse con eso. Sus planes a medio plazo pasan por aumentar estos servicios, llegar a más usuarios y, por último, llegar incluso a instaurar nuevas opciones dentro de su plataforma. Y esta es una de ellas.

Lo va a hacer a través de Blablalines, una nueva utilidad de la aplicación para que no sólo recurras a este servicio en desplazamientos de largo recorrido, sino también en los cortos. El mejor ejemplo: ir cada mañana a trabajar, a la universidad o a cualquier otra rutina diaria en la que suelas usar otro tipo de desplazamientos como el Metro.

La idea de Blablacar tiene cierto sentido: a día de hoy ya hay usuarios que recurren a su plataforma para hacer estos recorridos no puntuales, con lo que la compañía ha decidido implementar los viajes cotidianos dentro de su web.

Así funciona Blablalines

El funcionamiento de Blablalines es bastante sencillo. Cuando un conductor pone en Blablacar el viaje que tiene que hacer (por ejemplo) cada mañana desde su casa hacia el trabajo, el resto de usuarios puede plantearse si les pilla de camino. En caso afirmativo, podrán pedirle que haga una 'parada' cerca de su ubicación para recogerles y hacer parte del viaje juntos. En otras palabras: Blablacar se convertiría en el nuevo Metro de tu ciudad.

En este caso, las condiciones son las mismas: el pasajero le pagará parte de los gastos al conductor. Eso sí, en esta ocasión Blablalines sólo permitirá los pagos en efectivo, dejando fuera los hechos a través de su propia plataforma.

Por el momento Blablalines va a ser lanzado sólo para usuarios de Android y en ciertas ciudades estratégicas de Francia, el país que siempre le ha servido de escenario de pruebas. Si la cosa va bien, irá creciendo hacia otras ciudades y países.

En España, por el momento, el camino lo tendría medianamente allanado: Blablacar fue demandada en su momento por Confebús, la patronal española de autobuses, que acusaba a la plataforma de competencia desleal... pero la compañía francesa ganó el juicio, con lo que ha podido consolidar y reforzar su servicio.

Cabe esperar que el litigio judicial con Confebús se alargue, ya que ha sido recurrido por la patronal, pero en cualquier la cosa pinta bien para la plataforma. Habrá que ver si dicha consolidación acaba trayendo Blablalines a España.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.