INSEGURIDAD VIAJANDO CON DESCONOCIDOS

INSEGURIDAD VIAJANDO CON DESCONOCIDOS

Blablacar crea un servicio solo para mujeres que no quieran viajar con hombres

Blabacar crea 'Solo Mujeres', una opción que existe desde hace tiempo en la plataforma, pero que ahora la compañía oficializa como servicio complementario al tradicional para dar mayor seguridad a las conductoras y pasajeras.

Blablacar crea un servicio solo para mujeres que no quieran viajar con hombres
Blablacar crea un servicio solo para mujeres que no quieran viajar con hombres | kamshots en Flickr bajo licencia CC

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 15/02/2018

Un usuario de Twitter publicó hace unos días un mensaje en su perfil en el que se quejaba de la posibilidad de realizar un viaje en BlaBlaCar en un coche compartido solamente por mujeres.

 

El alud de comentarios, réplicas y contrarréplicas ha sido constante. Unos defendiendo que es una postura discriminatoria para el hombre y otros defendiendo que una mujer pueda elegir esta modalidad de viaje para sentirse más segura, puesto que se trata de discriminación positiva.

“En dos ‘blablacars’ empezaron a decirme guarradas, en otro uno me propuso sexo, y en otro un tío me puso la mano sobre el muslo” contestó @Angelarom al primer mensaje. Y otros perfiles de Twitter le recordaron que, según Eurostat, en España se denuncian 1.229 agresiones sexuales con penetración al año (no se contabilizan aquí las agresiones verbales y otras denuncias).

Esto existe desde hace tiempo

La de BlaBlaCar no es una opción nueva, ya que se añadió hace aproximadamente dos años como una capa extra de seguridad para las mujeres a las que les da miedo, o simplemente les impone respeto, compartir un trayecto en carretera con hombres desconocidos.

La compañía francesa explicó en un informe que sólo el 2% de los viajes en España se realizan con esa modalidad y que “la mayoría de ellas lo hacen sólo la primera vez que comparten un viaje”. No es algo único, el poder reservar espacio sólo para mujeres sucede en algunos sistemas de transporte público, otras plataformas de viajes compartidos y hasta en algún macrofestival de música.

Ya sea por el miedo inicial, o porque no quieran compartir el coche con hombres, parece razonable que esta elección aparezca entre las opciones de la plataforma de viajes compartidas, por muy minoritaria que sea. Al final, para ellos se trata también de la comodidad y la satisfacción de las usuarias (hay que recalcar que ofrecen la posibilidad de elegir las opciones).

 

Señores que se indignan y patalean

Como a algunos todavía no les entra en la cabeza el asunto, hemos recopilado cuatro motivos más “fáciles de entender” por los que consideramos que es lógico que exista esta opción en BlaBlaCar.

1.- Necesidad de un espacio de seguridad. Las mujeres tienen que soportar, como mínimo, agresiones verbales en espacios públicos, ya sea en la calle, en un festival de música, en un gimnasio o en el ámbito laboral. La cultura de la violación – es decir, los que cometen las agresiones y los que niegan que existan o las respaldan – está presente en todos los ámbitos. ¿Cómo no iba a estarlo en un ámbito tan privado como un coche ajeno? Es cierto que no es hacer autoestop a la antigua usanza y que hay un sistema de reseñas, pero la sensación de inseguridad puede ser la misma.

A los hombres les queda comprender y asimilar que estos hechos pasan a menudo y que tienen corregir sus conductas machistas. Y, sobre todo, aceptar que hoy en día son necesarios espacios de seguridad personal para ellas.

2.- El miedo a viajar sola. Este sentimiento es algo habitual en muchas mujeres que viajan sin compañía, por lo que el poder contar con esa posibilidad les ayuda. No hablamos ya a superar el miedo, pero sí a aportar algo de tranquilidad a su trayecto.

3.- Evitar momentos incómodos y/o peligrosos. Muchos hombres se ven con la potestad de poder incordiar y acosar a las mujeres a las primeras de cambio. Estos hijos de la sociedad heteropatriarcal se creen con el derecho de meter ficha a las primeras de cambio y, para muchas mujeres, acumular un puñado de malas experiencias ya es motivo suficiente para poder decidir libremente no compartir el viaje con un tío.

4.- Casos de acoso El punto anterior enlaza con este últimas. Existen, desgraciadamente, casos para aburrir en las llamadas “plataformas colaborativas”. Entre las más graves, la filtración de denuncias por violaciones en Uber o el asesinato de una chica en un Cabify en México. Pero el acoso insistente se extiende también a repartidores que ligan con las clientas o a hombres que lo hacen por el chat de Wallapop o por Airbnb.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.