TecnoXplora » Apps

RETIRA EL JUEGO PARA IOS Y ANDROID

Auge y caída de Flappy Bird

¿Qué tal lleva un desarrollador la fama de sus creaciones? Algunos no demasiado bien, como el ingeniero de Flappy Bird, que lo retirará de las tiendas digitales tras triunfar.

Captura de Flappy Bird

TecnoXplora Captura de Flappy Bird

Publicidad

C. Otto | @ottoreuss | Madrid
| 10.02.2014 11:46

La llegada de los smartphones, en general, ha supuesto una inyección de sangre fresca en la industria de los videojuegos. Porque el desarrollo de juegos ya no está (solo) en manos de las grandes multinacionales, sino de desarrolladores aislados que, si tienen talento, pueden colocar sus creaciones entre las más descargadas aunque no puedan gastarse dinero en marketing.

De este modo, la historia reciente de los videojuegos y otras aplicaciones para smartphones nos ha presentado a ingenieros desconocidos que, de la noche a la mañana, se han hecho ricos. Una situación que alegrarían a cualquiera, pero no a nuestro protagonista de hoy.

Se trata de Dong Nguyen, un ingeniero vietnamita que a mediados de 2013 desarrolló Flappy Bird, un juego para smartphones desarrollado en apenas tres días. Sin llevar a cabo un gran despliegue técnico (es un juego de 8 bits), Flappy Bird pasó varios meses deambulando por las distintas tiendas digitales sin pena ni gloria. Sin embargo, su aparente dificultad lo convirtió en un hit, ya que YouTube se empezó a llenar de vídeos que mostraban la ira de sus jugadores:

50.000 dólares diarios

En cuestión de poco tiempo, Flappy Bird pasó de ser un juego ignorado por la mayoría de usuarios a convertirse en un verdadero éxito. Hasta tal punto fue así, que Dong Nguyen reconoció que el juego le daba cerca de 50.000 dólares diarios en concepto de publicidad. Una jugada muy rentable... si tenemos en cuenta que lo desarrolló en tres días.

Estas cifras le costaron no pocas críticas de varios usuarios, a los que no debió de parecerles demasiado bien la rentabilidad publicitaria que un juego tan aparentemente simple (aunque terriblemente complicado) estaba consiguiendo.

“Me ha arruinado la vida; lo odio”

Al final, todo ha tomado un rumbo algo dramático y totalmente inesperado. Este domingo, Dong Nguyen anunciaba en su cuenta de Twitter que el juego sería retirado de la App Store y Play Store este lunes.

El anuncio sorprendía a muchos, que intentaban adivinar algún motivo oculto. Sin embargo, Dong lo negaba todo: “No tiene nada que ver con problemas legales; simplemente, no puedo aguantarlo más (…) Tampoco lo vendo. Por favor, no hagáis preguntas”. A modo de conclusión, un curioso epitafio: “Puedo decir que Flappy Bird es un éxito mío. Pero también que me ha arruinado la vida, y ahora lo odio”.

 

 

Dicho y hecho. Las amenazas de Dong Nguyen se han convertido en realidad y, ahora mismo, el videojuego ya no está disponible. Un final inesperado (y ciertamente llamativo) para un desarrollador que, de un modo u otro, no ha podido soportar el éxito de su juego.

Publicidad