Los grupos se han convertido sin duda en uno de los aspectos más importantes de WhatsApp. Quien más y quien menos que utilice la app de mensajería, está dentro de algún grupo. Ya sea familiar, de amigos o del colegio, clases, etc. Son una faceta muy popular de WhatsApp, pero como suele ocurrir cuando la utilizan tantas personas, no se suelen tener siempre en cuenta los deseos de los propios integrantes de estos grupos. Por tanto muchas veces hay personas que se ven dentro de ellos sin haberlo pedido, o sin tener la más mínima intención de pertenecer a ellos. Para evitar estas situaciones, WhatsApp está trabajando en mejorar la forma en que se gestionan los grupos, y sobre todo en cómo se crean estos.

Lista negra de contactos

Ha sido una vez más a través de WABetaInfo como hemos conocido la manera en que la app de mensajería va a evitar que nos añadan a un grupo sin nuestro consentimiento. Esta es una característica que no es nueva, porque sabemos que existe desde hace bastante tiempo, pero lo que está haciendo la app de Facebook es mejorarla para que tengamos más control de lo que hacemos en la aplicación, y sobre todo de los grupos a los que queremos pertenecer o no. La nueva actualización de la beta de WhatsApp, en su versión 2.19.289, incluye cambios en esta función, que como suele ocurrir, están ocultos en la app.

WhatsApp | Photo by Paul Hanaoka on Unsplash

Se trata de un cambio sutil, pero que nos va a permitir ser bastante explícitos a la hora de hacer saber a otras personas que no queremos participar en grupos creados por ellas. La principal novedad gira entorno a la manera en que especificamos quién nos puede añadir a grupos en WhatsApp. Hasta ahora teníamos tres opciones. Como son las de permitir que nos añadan personas de nuestra agenda, que son las siguientes:

  • Permitir añadir a cualquier persona
  • Permitir añadir a mis contactos
  • Permitir añadir a ninguna persona

Pues bien, ahora con la nueva actualización, tenemos una nueva función, porque la tercer, la de no dejar a ninguna persona, se ha sustituido por una especie de lista negra que podemos confeccionar. De esta forma las opciones se quedan en:

  • Permitir añadir a cualquier persona
  • Permitir añadir a mis contactos
  • Permitir añadir a mis contactos excepto…

De esta manera, al elegir la tercera opción, podremos crear una especie de lista negra a la que añadiremos a las personas que no queremos que puedan añadirnos automáticamente a los grupos. Esto evitará que de repente nos veamos dentro de grupos creados por esas personas si nuestro permiso. A partir de ese momento, esas personas tendrán la posibilidad de enviarnos la invitación al grupo de forma privada, a través de un chat tradicional. Por tanto, al crear esa lista negra nos aseguramos de estar solo en los grupo de personas afines a nosotros, y que en caso de que otras personas nos quieran añadir, siempre lo sepamos antes de estar dentro de esos grupos. Unas características que llegarán en unas semanas probablemente a la beta, al menos que sean visibles.