TecnoXplora » Apps

OPTIMIZAN EL CONSUMO

Apps para ahorrar batería en tu teléfono móvil

La batería de los móviles sigue siendo un rompecabezas que no ha sido resuelto por ningún fabricante. Es verdad que cada vez duran más, pero porque las hacen más grandes, así que vamos a lidiar con el problema de la única forma posible: gastando menos.

Usando el móvil en un avión

Agencias La normativa ya ha entrado en vigor

Publicidad

¿Recordáis aquellos felices tiempos donde no había Twitter, ni Facebook y donde los móviles duraban encendidos durante más de cinco días o incluso una semana? El último móvil que me dio más de un día de duración fue un Sony Ericsson K790i, que por cierto hacía unas fotos geniales. La tecnología de las baterías de Ion-Litio lleva años estancada, algo que es bueno porque cada vez tenemos cacharros más eficientes, pero ni por esas es posible conseguir que aguanten un día de uso intensivo encendidos.

La única solución a este problema es limitar el uso de aquellos elementos que más gastan del teléfono que, por lo general, son la pantalla (tanto su brillo como el procesado necesario para saber dónde y cómo estás tocándola), los juegos y la conexión a Internet, tanto si es 3G como si es Wi-Fi. Esto último es lo más fácil de comprobar: apaga el 3G y el Wi-Fi de tu móvil durante seis horas. Apenas perderá un 3% de batería en reposo, te lo prometo. Por supuesto, no queremos vivir sin un móvil conectado a todo, así que echemos un vistazo a apps y trucos que permiten indicar cuándo y cómo queremos que es conecten sin tener que hacer nosotros nada.

Como sabéis, el iPhone es muy restrictivo en estos temas. A Apple no le gusta que toqueteen por dentro sus móviles, de modo que la única forma de que ahorren batería es limitando realmente sus capacidades. Aún así, recomiendo la aplicación Battery Saver (no se han roto el coco con el nombre, no). Mediante la automatización y personalización a nuestro gusto de todos esos pequeños añadidos que consumen batería, esta app promete reducir el consumo hasta un 30%. Las pruebas reales son menos optimistas, porque yo no he notado tanto su efecto, pero lo he notado. Otras con características similares son Battery Doctor, Battery o System Status. Echadle un vistazo y me contáis cuál os es más útil. A mi todas me han parecido lo mismo.

Android es otra historia. Sí permite aplicaciones que entrar en profundidad en la gestión de recursos del teléfono (hasta el punto de que si lo tienes rooteado, hay apps que ralentizan el procesador para reducir consumo, pero eso es otra historia). Aún así, creo que la mejor recomendación que puedo hacer es esta: quitad widgets y reducid los escritorios que usais. Es un hecho que los widgets de Android son lo que más recursos gastan.

La aplicación que más me gusta para ahorrar batería en Android es, de lejos, Battery Doctor, que ya he citado en iPhone. No solo es la que está mejor diseñada sino también la que más en profundidad actúa. Lo primero que hace nada más iniciarla es pedir un diagnóstico. Evaluará tu forma de usar el móvil y te dirá cómo puedes ahorrar batería deshabilitando determinadas funciones.

En mi caso, me dice que Light Flow, del que ya hablé por aquí, consume más de lo normal. Mi decisión, como me resulta muy útil, es no hacerle caso. Y no pasa nada. Además del mantenimiento estándar, permite crear diferentes modos de consumo. Por defecto, trae uno de super ahorro que se puede modificar y también otros. En mi caso, tengo un modo de medio ahorro, donde sí deshabilito Light Flow y pongo el móvil en modo avión.

La otra gran aplicación que me ha servido para ahorrar batería, esta con unos resultados sorprendentes, es 3G Watchdog. Se trata de una app que gestiona la conexión 3G y que permite crear intervalos de tiempo en los que el móvil se reconecta a Internet, consume datos y batería y descarga todas las notificaciones, correos y mensajes que teníamos pendientes desde la última vez que se conectó a Internet.

Hecho eso, se desconecta de Internet, con lo que el consumo de energía se reduce a lo bestia. Desde luego, es una medida severa, pero como digo efectiva, pero impide contestar al instante un WhatsApp recién llegado o enterarse al momento de todo. Sin embargo, hay veces que la diferencia entre enterarse al momento o a los cinco o diez minutos no importa demasiado. Las llamadas y SMS funcionan igual, eso sí.

Mi recomendación es usarlo de vez en cuando. Por ejemplo, yo lo activo cuando voy de paseo o en el metro o fuera de horas de trabajo. No me importa enterarme algo más tarde de un mensaje en Facebook. Si me interesa, puedo empezar la conversación y el 3G no se cortará hasta que apague la pantalla y pase un tiempo.

Cuesta 0,99, pero merece la pena, sobre todo si valoras, como yo, poder desconectar del teléfono de vez en cuando, aunque para ello tengas que configurar una app para que no te informe de lo que ocurre más que cada cinco minutos.

Publicidad