La aplicación de mensajería de Facebook permite que nos comuniquemos con otras personas de muchas maneras diferentes. No solo con el texto, como lo hemos hecho tradicionalmente, sino también con otros recursos, como las grabaciones de voz o los contenidos gráficos, como imágenes, vídeos y... los stickers. Como dice esta denominación en inglés, se tratan de una especie de pegatinas que nos permiten expresar muchas cosas con una simple imagen. De esta manera podemos comunicar muchas cosas en un solo mensaje. Pero además ahora tenemos la posibilidad de hacerlo de una manera aún más efectiva, expresando muchas más cosas en menos tiempo.

Stickers agrupados, ¿para qué?

Esta función estaba disponible ya en la versión móvil de WhatsApp, tanto en Android como en iOS, pero ahora la versión web de la aplicación nos permite también enviar los stickers de esta manera desde esta versión. Esto quiere decir que, si adjuntamos varios stickers de manera consecutiva, podemos verlos agrupados en un mismo mensaje. De esta manera, en lugar de aparecer un sticker por mensaje cada vez que enviamos varios, estos se agrupan para que se puedan ver en el menor espacio posible dentro del chat. De esta manera, si te envían cuatro stickers a la vez, puedes verlos todos agrupados en el mismo lugar. De esta manera conseguimos dos cosas.

 

Por un lado, que se aproveche mejor el espacio del chat, mostrando más elementos en menos espacio, y también la posibilidad de componer pequeñas historias con los diferentes stickers, y de esta manera poder comunicar algo más extenso con una serie de pegatinas. Pues bien, todos estos cambios con los stickers se pueden disfrutar ya en la versión web de WhatsApp. Eso sí, no hace falta actualizar como tal la app, porque se actualizar normalmente de manera automática. Pero de momento no son todos los usuarios los que están disfrutando de esta nueva manera de enviar los stickers dentro de la aplicación.

De esta manera los stickers también se pueden utilizar para contar una historia o de manera más clara y directa nuestro sentimientos o necesidades. Como sabéis la versión web de WhatsApp no necesita que instalemos ninguna aplicación en el ordenador, sino que está completamente basada en un navegador. De esta manera, es la manera más sencilla de utilizar la app de mensajería sin ocupar espacio en el ordenador y, además, con acceso instantáneo desde cualquier ordenador simplemente concediendo los permisos desde la app de nuestro teléfono, la primera vez, en veces posteriores no hace falta en absoluto volver a instalar nada.