TERCERA TEMPORADA | CAPÍTULO 7

TERCERA TEMPORADA | CAPÍTULO 7

Cuando los muertos llaman a la puerta

Maniatado y sometido al interrogatorio de Merle Dixon, Glenn guarda silencio del paradero de sus compañeros. Todo cambia cuando las preguntas las hace el Gobernador a punta de pistola y con Maggie como testigo.

Merle Dixon interroga a un indefenso Glenn para saber dónde se encuentra escondido su grupo. Tras no obtener resultados, decide recurrir a la fuerza sin obtener resultados. Así que, se presenta con un caminante hambriento en la habitación para que le mate, pero Glenn consigue romper la silla a la que se encuentra maniatado y acaba con el muerto viviente.

Michonne llega al exterior de la prisión, rodeada de caminantes a la espera de que Rick la deje entrar. Cuando se desmaya a causa de su disparo en la pierna, el grupo del sheriff decide acogerla y meterla en una celda donde Hershel le cura de su herida de bala. Allí, les cuenta que Glenn y Maggie están prisioneros en Woodbury, el pueblo del Gobernador, por lo que Daryl, Oscar y Rick deciden ir a rescatarlos.

Como el Gobernador ve que Merle no consigue hacer hablar a Glenn y a Maggie decide ocuparse él personalmente del interrogatorio. Tras pedirle a Maggie que se desnudara con intención de violarla, se da cuenta que ni aun así va a confesar. Por eso, decide amenazar a su novio a punta de pistola por lo que la chica acaba contando que se refugian en la prisión.

laSexta.com | Madrid | 04/04/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.