Las Kardashian buscan canguro de sus peques, pero no les vale cualquier persona. Y, es que, como desvela Lorena Castell a sus compis de Zapeando, el candidato que quiera trabajar con ellas, antes de empezar en el puesto, deberá aprenderse un "libro de 20 páginas con normas". A esto se suma que el trabajador tendrá que firmar "un contrato de confidencialidad con multas millonarias" por si incumple alguna de las cláusulas.

Entre las normas que en él aparecen reflejadas se encuentra estar localizable y disponible las 24 horas de los siete días de la semana, no acercarte a las hermanas Kardashian, caminar detrás de ellas o no ser guapa, entre otras muchas reglas "estúpidas". Puedes descubrirlas todas y el salario que cobraría el canguro en el vídeo principal de la noticia. "Es un secuestro consentido", sentencia Thais Villas.