Si eres conductor y un día te encuentras en apuros y necesitas de asistencia en carretera, un consejo: nunca te fíes de un tractor. Y es que a un grupo de hombres que acudió con un tractor para ayudar a rescatar un coche que había caído en una acequia no les salió bien la jugada.

Los hombres pensaron que la mejor opción para conseguir sacar el vehículo del agujero era atarlo con una cuerda al tractor y dando marcha atrás conseguir levantarlo. Pero una vez hubieron enganchado el coche al tractor descubrieron cómo el peso del coche podía ser mayor del estimado y finalmente el tractor acabó cayendo también en la acequia. Los allí presentes no pudieron hacer más que echarse las manos a la cabeza.

El peligroso adelantamiento de un camión a un coche

El vehículo estaba parado en un semáforo cuando un camión se situó en el arcén para tratar de adelantarle: una temeraria maniobra que acabó en accidente.