Esta historia parece sacada del guion de una película, pero ha ocurrido en Estados Unidos. Un repartidor de Amazon se ha convertido en un auténtico héroe al salvar a un bebé que encontró abandonado en el suelo, al lado de la carretera. Las cámaras de seguridad de la zona capturaron el momento en el que un sospechoso depositó el asiento con el bebé dentro en la calle.

El sospechoso en cuestión era un ladrón que había robado un coche y decidió dejar al niño ahí cuando se dio cuenta de que lo llevaba consigo en el vehículo. El pequeño pasó 22 minutos solo en la calle hasta que el repartidor de Amazon reparó en él. "El repartidor de Amazon devolvió al niño a sus padres esa misma tarde porque eran 'prime'", bromea Dani Mateo.

Salvados 'in extremis'

Salvar la vida de un atropello, de que se te caiga un bloque de hielo en la cabeza o de que te aplaste una estatua puede llegar a ser una cuestión de segundos. Zapeando recopila los mejores "milagros" que han sido recogidos por cámaras de seguridad.