El hallazgo de un joven filipino al hacerse una radiografía rutinaria para conseguir un puesto de trabajo como minero ya ha dado la vuelta al mundo. Y es que, para la sorpresa de todos, el joven tenía un cuchillo incrustado dentro del pecho.

Según ha explicado el propio damnificado, el arma podría estar allí desde que trataron de robarle una moto y trató de resistirse. Sin embargo, la realidad sigue siendo todo un misterio. Puedes ver la impactante radiografía que hizo saltar las alarmas en el vídeo principal de esta noticia.

El macabro hallazgo de unos submarinistas

Un grupo de submarinistas que buceaba por un lago suizo seguro que se llevó un gran susto al encontrar la macabra estatua que te mostramos en este vídeo.