En algunos países los funerales no son para lamentar que esa persona se haya ido, sino para celebrar la vida que tuvo. Sin embargo, hay ocasiones en las que la celebración se va de las manos, tal y como se puede ver en las imágenes del vídeo principal de esta noticia de Zapeando.

En ellas se puede ver un verdadero jolgorio en el entierro de un empresario mexicano que tenía una empresa de queso. En honor al fallecido, incluso había disfraces de queso. "Les ha faltado usar el ataúd de tarima para perrear", ha aseverado Valeria Ros.

¿Pensamos mucho en la muerte y en nuestro funeral?

Zapeando ha salido a la calle para comprobar si los españoles piensan mucho en su muerte y en cómo será su funeral. Puedes verlo en este vídeo: