España está de aniversario: hoy hace 18 años que el 'Europe is living a celebration' triunfó en Eurovisión en el 2002. La cantante Rosa López ha explicado en Zapeando cómo vivió la fiesta.

"Recuerdo la ilusión de los compañeros, la energía de que te tiemble el cuerpo y pensar que era imposible estar donde estabas", ha explicado Rosa, que ha asegurado que es ahora, "a toro pasado", cuando "te enteras de que las calles se quedaron vacías".

Las coreografías estaban integradas por Chenoa, Bisbal, Bustamante o Gisela, a quienes Rosa ha justificado sus fallos: "Éramos tan chiquitillos, tan jóvenes, y era tan grande lo que íbamos a hacer...". Su estilismo también ha sido muy comentado en el plató: "Sería imposible comparar esa época con esta", ha explicado Rosa, que ha asegurado que "de aquí a diez años ya nos reiremos de este programa".

Además, la cantante ha querido mandar un emotivo mensaje a Blas Cantó, que ha sido el representante de este año: "Quería decirle que no se preocupe, que lo que importa es la vida de las personas y no somos máquinas, somos personas. Es un esfuerzo y un grado de madurez por parte de Blas seguir estando musicalmente para todos nosotros".

La cantante ha interpretado una canción de 'Los berzos' en pleno directo porque, ha dicho, le recuerda a su padre.