El anisaki ha pasado a ser un asqueroso parásito a un 'maravilloso' objeto decorativo. O eso es lo que ha pretendido un japonés que ha decidido rellenar un bolígrafo de este tipo de parásito.

"Amigos japoneses, no sé de quién ha sido la idea de este horror, pero no le dejéis inventar nada más", ha espetado Dani Mateo al ver el invento. En el vídeo principal de esta noticia puedes descubrir cuál es su precio.

Otro viral

El pequeño TJ protagoniza el divertido vídeo viral que ilustra esta noticia: sus padres descubrieron que 'alguien' había atacado una bandeja de cupcakes que había sobre la mesa y decidieron preguntar al niño si había sido él. Sin embargo, el pequeño lo niega una y otra vez, a pesar de que tiene la boca sospechosamente manchada de crema.