La familia de Aurora Depares abrió el primer videoclub en España, en concreto en Barcelona, en los años 80. A día de hoy, ella sigue luchando para mantenerlo abierto a pesar de los problemas que tuvieron estos negocios con la llegada de las plataformas digitales.

Explica que cuenta con un catálogo de más de 46.000 películas y al lado del local tiene una cafetería y un cine con lo que ha creado una especie de "club social cultural". En este sentido ha confesado que cuando les echaron del "local que tenían alquilado", en el que llevaban 30 años, solo les quedaron dos opciones: cerrar o crecer.

En su entrevista en Zapeando también ha pedido que la gente vaya "a la librería" y no compre "por Amazon" porque este "solo se debería utilizar cuando no se encuentra algo en la tienda del barrio".

La confesión de Iñaki Urrutia que sorprende a esta entrevistada

Dani Mateo e Iñaki Urrutia han confesado que conocen el videoclub de Aurora. Además, Iñaki ha ido más allá y ha desvelado que él es socio desde hace muchos años.