El diputado estonio Tarmo Kruusimae, del partido conservador Isamaa (Patria, en español), fue cazado acostado en su cama, fumando un cigarrillo electrónico y con la música a todo volumen durante un debate realizado vía telemática del Parlamento de Estonia. Cuando le dieron el turno de palabra, él ni siquiera se inmutó.

En el vídeo del momento, que se ha hecho viral, se puede ver al vicepresidente del Parlamento, Martin Helme, pidiéndole al diputado que haga su pregunta, pero Kruusimae parece no escuchar. Tras el incidente, el congresista ha asegurado que esas cosas pasan. Algunos incluso "le alaban porque aunque sea un cargo electo sigue manteniendo una postura punki ante la vida", asegura Valeria Ros.

Otras videollamadas virales

Zapeando repasa en este vídeo una de las imágenes más surrealistas que ha dejado la pandemia, y es que los filtros de las aplicaciones de videollamadas ya han llegado a las conferencias de la Cámara de Representantes.