Muchos padres o madres cuando dejan a sus hijos con sus parejas les piden constantemente fotos para controlar que todo esté correcto. Ese es el motivo que ha llevado a un divertido padre a crear montajes de fotografías graciosas de sus hijas para "tranquilizar" a la madre.

Cansado de las preguntas de su mujer para saber si sus hijas estaban bien cuando se quedaban con él, empezó a mandarle unas fotos muy particulares retocadas con Photoshop, y en ellas aparecen las hijas bebiendo cerveza, atrapadas en una máquina expendedora o cocinando en una parrilla. Además, el padre ha decidido compartir las imágenes en una cuenta de Instagram llamada 'On Adventure With Dad', que significa algo así como "de aventuras con papá".

Un grupo de padres chinos trepa para poder hacer una foto a sus hijos

Las imágenes de un grupo de padres escalando las vallas de un colegio o metiendo la cabeza por debajo se han hecho virales. Los zapeadores las comentan con cierta sorpresa: ¿de qué están preocupados?