Hacer vida normal con un volcán en erupción al lado es casi impensable para los españoles, pero algo más normal para los inslandeses. Y es que desde que el volcán Geldingadalur comenzara a expulsar lava se han visto imágenes estremecedoras, como la de un grupo de jóvenes jugando al voleibol.

La lava ardiendo no paró a los jóvenes, que jugaron al voleibol frente al volcán, que no entraba en erupción desde hace más de 800 años. Puedes ver las impactantes imágenes en el vídeo principal de esta noticia.

En otro programa, Zapeando también mostró cómo tras varios días de alerta, las pequeñas localidades sicilianas que rodean al Etna se adaptaban a su nueva normalidad. Allí incluso se podía ver a niños jugando al fútbol: