Las cámaras de seguridad de un concesionario de Canadá han registrado un robo de película. El ladrón intentó escapar con uno de los coches, un BMW, y la reacción del vendedor que, según los zapeadores, seguro que quería hacerse valer entre los jefes, fue de lo más sorprendente.

Sin pensárselo dos veces, el comercial saltó por encima del capó para evitar el robo. Lo cierto es que no sirvió de nada porque el conductor salió disparado hacia la carretera y tras un kilómetro de trayecto aferrado al capó, el vendedor se dio por vencido y saltó del coche. El ladrón logró escapar.

Las impactantes imágenes de un intento de robo a un policía

Los ladrones le increparon cuando accedía a su casa, por lo que el hombre no tuvo otra opción que dejarles acceder con él. Lo que no sabían los delincuentes era que tanto su víctima como su mujer eran policías y responderían con sus armas.