Thais Villas ha contado en Zapeando la historia de una traición. Una infidelidad que se llevó a cabo por parte de un gato a su dueño. Y es que, tal y como el propio dueño sospechaba, su mascota estaba viviendo en dos pisos a la vez: el suyo y el de su vecino.

"Ese es nuestro maldito gato", espetaba el hombre en un tuit junto a una fotografía del animal tirado en la cama. Lo sospechoso es que esa fotografía estaba en una página web de venta y alquiler de pisos, y había sido colgada por su vecino. "No pude resistirme a comprobarlo", reconoce. Puedes ver el divertido momento en el vídeo principal de esta noticia.

Otro viral

El amor no entiende de razas, y sino que se lo digan a los dueños de una tienda de Carolina del Norte, Estados Unidos, que tuvieron que ver cómo un perro callejero entró hasta cinco veces en su establecimiento para llevarse un adorable peluche de unicornio que tenían en venta. Finalmente, un refugio se lo acabó comprando. Puedes verlo en este vídeo: