El perro es el mejor amigo del hombre, pero cuando no hay una pizza de por medio. Eso es lo que demuestra uno de los vídeos más virales de Instagram, en el que se puede ver a un perro gruñir a su dueño después de darle un cacho de pizza.

El joven prepara un pequeño cacho de pizza para el can, que no duda en sacar los dientes todo lo que puede cuando se lo ofrece. Puedes ver el divertido momento en el vídeo principal de esta noticia.

Otro viral

El amor no entiende de razas, y sino que se lo digan a los dueños de una tienda de Carolina del Norte, Estados Unidos, que tuvieron que ver cómo un perro callejero entró hasta cinco veces en su establecimiento para llevarse un adorable peluche de unicornio que tenían en venta. Finalmente, un refugio se lo acabó comprando. Puedes verlo en este vídeo: