Unas de las personas que más interés tienen en que se las crea y se confíe en ellos son los políticos. Para ello, suelen emplear ciertos gestos que transmiten transparencia, como es el hablar con las palmas de las manos hacia arriba. Además, si mientras hablan señalan con el dedo, significa que quieren "reafirmar lo que están diciendo, aunque normalmente detrás hay poca sinceridad", tal y como ha indicado Vanessa Guerra, experta en lenguaje corporal.

En este sentido, Guerra ha señalado que "cada golpe de dedo coincide con la palabra que se está diciendo" y lo hacen porque "necesitan apoyarse en este gesto para reforzar el discurso y creérselo ellos". Además, una señal que muestra que la persona está mintiendo es mirar a la derecha mientras se habla a cámara.

"Cuando tenemos que construir una respuesta inventada, miramos a la derecha porque en el hemisferio derecho del cerebro está la creatividad, la intuición y la imaginación. Si pensáis en los niños, cuando mienten, miran a la derecha porque necesitan construir algo desde la imaginación", ha explicado la experta en lenguaje corporal, quien ha añadido que "cuando parpadeamos mucho, es porque estamos accediendo al área de la memoria".

Las claves para detectar a un mentiroso

Vanessa Guerra también ha explicado en Zapeando cuáles son los gestos que pueden delatar a un mentiroso: su forma de hablar, de expresarse e incluso sus microexpresiones. Puedes verlo en este vídeo de Zapeando: