A los inventos revolucionarios creados por españoles de la fregona, el futbolín o la calculadora ahora se suma un invento que es difícil que no guste a alguien:

la croquetadora automática. Se trata de una máquina que consigue hacer 2.500 croquetas a la hora.

Aunque el funcionamiento de este invento facilita la preparación de las croquetas, el ingrediente esencial, la masa, debe de prepararse antes. Una vez se tiene la masa se introduce en un depósito y se irán formando bolas, moldeadas artesanalmente, y rebozadas con huevo y pan. El único problema que tiene esta máquina es su gran tamaño, que dificulta tenerlo en la cocina de casa.

Los inventos más surrealistas

Maya Pixelskaya muestra en este vídeo de Zapeando los inventos más surrealistas, como la ducha antidespilfarro de agua, la cual tiene unos 'pinchos' que se inflan cuando el grifo pasa más de cuatro minutos abierto o los zapatos aspiradora.