Esta historia parece sacada del guion de una película, pero ha ocurrido en China. Un niño se ha caído de un coche en plena carretera, ante la mirada atónita de los conductores.

Por suerte, ningún vehículo continuó avanzando al ver cómo el pequeño salía del maletero. Las cámaras de tráfico de la zona capturaron el momento en el que el menor caía al asfalto. Todo quedó un susto. Puedes verlo en este vídeo de Zapeando.

Salvados 'in extremis'

Salvar la vida de un atropello, de que se te caiga un bloque de hielo en la cabeza o de que te aplaste una estatua puede llegar a ser una cuestión de segundos. Zapeando recopila los mejores "milagros" que han sido recogidos por cámaras de seguridad.