Un grupo de vecinos de Nueva York se puso de acuerdo para agradecer de una manera muy especial el cariño que todos habían recibido de Rosa, la mujer que llevaba trabajando 20 años en la limpieza del edificio y que había perdido el empleo por la pandemia.

A modo de sorpresa, le piden que le acompañe al departamento más grande del bloque, una casa con 4 habitaciones varios baños y una cocina gigante. Ella piensa que le van a pedir que lo limpie antes de entregárselo a sus nuevos inquilinos. Pero el piso es para ella: los vecinos han pagado contrato de dos años para que ella viva allí. En este vídeo puedes ver su reacción cuando le dicen: "solo tienes que firmar y coger las llaves".

Otras historias de vecinos

No entre todos los vecinos reina la paz y la amistad y hay quien por un problema con la linde es capaz incluso de perseguir con una excavadora a su vecino. En este vídeo puedes ver esa y más broncas vecinales.