Dos esquiadores que pasaban unos días en Beech Mountain Resort (en Estados Unidos) han vivido una auténtica experiencia de terror cuando quedaron atrapados en el telesilla. No solo quedaron colgando sin que la maquina se moviese sino que justo debajo de ellos había una tubería averiada que expulsaba un gran chorro de agua a presión.

El agua subía hacia arriba y les empapaba sin que ellos pudiesen moverse. Tras varios minutos soportando la fuerte presión del agua optaron por dejarse caer al suelo para poder escapar. La tensión que se vivió en el momento queda reflejada en el vídeo que acompaña a estas líneas.

El momento en el que un fuerte temporal sorprende a una reportera en la cara

La periodista de la BBC Laura Trevelyan estaba informando cuando fue "atacada" por una tormenta de nieve.