Una joven rusa tuvo la idea de posar para una foto cerca del Kremlin, pero no lo hizo de la manera habitual sino que se bajó los pantalones para mostrar su culo en la fotografía. Después, la subió a sus redes sociales. Esta inocente acción ha tenido consecuencias que seguramente ella no se esperaba.

La joven ha sido detenida y acusada de cometer una infracción administrativa, por lo que estará bajo custodia policial durante dos semanas y durante ese tiempo "tampoco podrá sacar el culo del país", apunta Dani Mateo. Esta noticia deja muy impactados a los zapeadores que no creen que este sea motivo suficiente como para detenerla.

Se convierte en 'influencer' parodiando las fotos de sus hijos adolescentes

A veces ocurre que los padres se convierten en mejores 'influencers' que sus hijos, y para ello solo tienen que imitar las poses que los adolescentes ponen para hacerse fotos frente a un espejo o un 'selfie'. No te pierdas la parodia que hace este padre de sus hijos.