Una chica ha descubierto que su novio le era infiel gracias a una aplicación de compraventa de ropa. La mujer se fijó en la foto de un top que vendía una usuaria y que había sido tomada en un lugar muy familiar para ella.

Decidida, contactó con la vendedora para tratar de sacarle información. "Hola, una pregunta rara", inició así la conversación para saber por qué había tomado la foto en la habitación de su novio. Al final, le acabó confesando que conocía al chico y conocía la habitación porque eran las de su novio. La vendedora no se dio por vencida y siguió a lo suyo, tratando de vender el top.

El asqueroso regalo de un novio a su pareja

Zapeando muestra uno de los anillos más peculiares que jamás nadie ha visto: en este vídeo puedes ver cómo un hombre amontonó sus uñas durante un año para hacerle un anillo de compromiso a su pareja.