Si uno va a dejar mal aparcado el coche tiene que tener cuidado y, sobre todo, estar pendiente por si necesita moverlo rápidamente para que otros conductores pasen, de lo contrario, su enfado podrá llevarles a hacer alguna que otra locura. Es lo que le ha pasado a un hombre en Inglaterra, que dejó su furgoneta mal estacionada frente a una granja y se fue a tomar una pinta.

Cuando un camión de estiércol que iba a la granja vio que el vehículo le impedía el paso decidió vengarse llenándolo de estiércol. El hombre se encontró a su vuelta la furgoneta repleta de excrementos y seguramente haya necesitado invertir mucho tiempo en limpiarla.

Otros vídeos virales

Si tienes un arañazo o un golpe en el coche pero no te quieres dejar los 'cuartos' en el taller, en este vídeo te contamos originales formas de arreglarlo.