A veces la Casa del Señor no es lugar para todos. Un párroco argentino se ha hecho viral por expulsar de su iglesia a los agentes de policía que acudieron a disuadir una misa multitudinaria que incumplía con las restricciones por COVID.

El cura, crucifijo en mano, les echó "como si fueran el mismísimo Satán", tal y como ha explicado Cristina Pedroche. En el vídeo principal de esta noticia puedes ver el surrealista momento.

Ell grito de una niña al cura que intenta bautizarla

Thais Villas muestra en este vídeo el surrealista momento en el que una niña insulta al cura que la va a bautizar. "Es la primera persona en la historia que antes de ser bautizada ya tiene pecados", destaca Lorena Castell.