Love Island es una nueva y original manera de encontrar el amor. Muchos participantes solteros, convivencia 24 horas, citas, juegos… y un único requisito para no ser eliminado: estar siempre emparejado. Continuamente vigilados por cámaras de vídeo, Love Island aislará del mundo exterior a concursantes solteros en la villa, una lujosa localización frente al mar, donde convivirán los participantes, y que está situada en Canarias.

"Los chicos ya están allí, pero yo llego esta noche", explica Cristina Pedroche en Zapeando, donde confiesa que ya ha visto por fotos y vídeos a los participantes: "Son increíbles y muy jugosos". Entre ellos hay muchas nacionalidades. Desde la italiana a la irlandesa. "Es un formato que lo ha reventado en todo el mundo y había muchos fans que querían participar", destaca la presentadora, que afirma que ya se ha sometido al test del amor en la aplicación del programa.