Zapeando reivindica el valor de los reporteros que se juegan el tipo, como la periodista gallega Raquel Pérez, que decidió comprobar en primera persona si las gaviotas de Vigo son tan agresivas como dicen, poniéndose ella misma de cebo.

Fue en un reportaje sobre cómo estas aves son una pesadilla para los hosteleros de la zona. Para ponerlo a prueba, la reportera se sentó en una de las terrazas y pidió un pincho, que en cuestión de 30 segundos le arrebató una gaviota de un certero picotazo. "Se lo llevaron, completo", comenta la reportera, a quien otra gaviota sobrevuela tan cerca que el vaso con su bebida acaba hecho añicos en el suelo, como puedes ver en el vídeo.

El "baby boom" del confinamiento en un pueblo granadino

La pandemia ha traído algo positivo a Pedro Martínez, un pueblo granadino donde han nacido nada menos que 19 niños desde enero de 2020, que han traído una enorme alegría a los vecinos, como puedes ver en este vídeo: