Cristina Pedroche ha vuelto a sorprender a todo el mundo con su espectacular vestido para dar la bienvenida al 2021. Por séptima vez consecutiva, la colaboradora de Zapeando ha estado radiante durante las campanadas de este recién estrenado año, como muestra el vídeo.

En un año marcado por el coronavirus en el que mucha gente lo está pasando mal, Cristina Pedroche ha querido transmitir luminosidad y esperanza en un momento en el que hace falta más que nunca. "Con este vestido quiero llevar luz a todas las casas, es un homenaje a las mascarillas que tanto usamos", ha explicado.

El vestido que ha llevado en la madrileña Puerta del Sol durante la retransmisión de Antena 3 tiene un enorme trabajo detrás. Ella misma ha contado que es un diseño de Pedro del Hierro que "lleva 16.308 piedras bordadas una a una", lo que supone más de 350 horas de trabajo.

Durante meses, un equipo de "grandísimos profesionales" lo ha dado todo en cada puntada. "Está muy pensado, está ideado por gente a la que estoy eternamente agradecida, como Josie, que es lo más", explicaba Pedroche en El Hormiguero.

Muy contundente, el propio Josie ha asegurado que el vestido de este año es su preferido porque es distinto a todos los demás: "Va mejor que nunca". Además, el estilista ha afirmado que no sabe cómo han logrado hacerlo debido a la complejidad que ha implicado el proceso.

Además, como viene siendo habitual, la zapeadora ha cumplido con su peculiar tradición de contar un chiste malo para empezar el año nuevo durante la retransmisión de las uvas. En esta ocasión, no ha defraudado, como recoge el vídeo que acompaña estas líneas.

Visiblemente emocionada y muy nerviosa por lo que supone dejar atrás este año tan nefasto marcado por la pandemia de coronavirus, la propia Cristina Pedroche ha desvelado en el plató de Zapeando cómo se sentía horas antes de las Campanadas. "No puedo ni hablar", ha confesado en directo.

Durante las últimas semanas, Cristina Pedroche ha ido dando alguna pincelada al público sobre cómo iba a ser su esperado vestido. "Este año quiero dar brillo a la gente porque ha sido muy complicado", avanzaba en El Hormiguero.

Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, de nuevo el outfit de la zapeadora ha sido objeto de memes y polémica en redes sociales. Sin embargo, Cristina Pedroche ha demostrado una vez más que se encuentra orgullosa de su trabajo y que está por encima de las críticas destructivas.