Manuel Ordóñez vive la residencia Rector Estanislao del Campo, en Sevilla, en la que paga 700 euros por una media pensión. Sin embargo, debido a la mala calidad de la alimentación se ve obligado a llevar su propia comida de casa cada fin de semana.

Durante su entrevista con Alberto Chicote, el joven muestra fotografías de la comida que sirven en la residencia en la que vive. En estas imágenes se puede apreciar fruta y pan con moho, yogures con pelos o cubiertos "pegados por la mierda", como explica Manuel.

"Esta gente es consciente de que si existiese la opción de no comer allí y que no te lo cobraran, el 90% de los estudiantes no comerían allí", asegura este entrevistado.

Otros momentos destacados

Pero esta situación no se da sol en Sevilla. En Madrid, estudiantes universitarios muestran fotos de los platos que reciben en sus residencias: platos con salmón crudo, merluza con moscas... dejan indignado a Chicote.

Estos menús, que en ocasiones han llegado a provocar intoxicaciones alimentarias a los estudiantes les tienen muy preocupados. Algunos aseguran que se hacen análisis todos los años porque no se fían.