Alberto Chicote pidió al director de Salud Pública del Gobierno Canario que le dejara ver un colegio para conocer cómo se realizaba una inspección a su comedor. Lo que no espera el exitoso chef es que al hablar con la persona encargada de realizar dicha inspección, ésta le confiesa que realmente no le tocaba ese colegio, algo que deja alucinado a Chicote.

"¿Entonces por qué venimos a este?, quiero saber por qué hemos venido a este centro en particular", contesta, tajante, Chicote al director de Salud Pública del Gobierno Canario.

Otros momentos destacados

En otro momento, Chicote y la Consejería de Sanidad de Canarias hablan de los menús escolares. "Qué curioso, no cumplen las recomendaciones": critica Chicote.

Además, Chicote es insultado gravemente mientras investiga los comedores escolares y, concretamente, la empresa de catering Narajo y Enríquez. Incluso, la Policía debe intervenir en el rodaje.

Tras este desagradable incidente, una de las trabajadoras de Naranjo y Enríquez afirma que sus menús los revisa Aitor Sánchez, pero éste, un nutricionista amigo de Chicote, lo desmiente de manera rotunda.

Por último, Chicote critica a estos responsables que "le dan entidad oficial a algo que no es cierto" después de descubrir las mentiras que esconden los menús escolares.