Camilo Álvarez, nutricionista, presenta a Alberto Chicote a Belinda Alemán, una madre que lleva a su hijo, Blas, a su consulta. "He tenido que sacarle del comedor escolar porque al tener que seguir una rutina de alimentos, a veces, los platos no eran adecuados", afirma Alemán.

Por su parte, el niño destaca que mientras estaba en el comedor escolar comía todo tipo de alimentos procesados: "Comía fritos, empanadas y pizzas". Un hecho que el nutricionista lamenta y reflexiona:

"Es un problema importante, al final, esa etapa es la más importante. Además de alimentarse, a esa edad a los niños se les educa en cómo comer. Los padres se dan cuenta cuando ya es demasiado grave".

Otros momentos destacados

Alberto Chicote fue insultado gravemente durante su investigación sobre los comedores escolares. Incluso, en un momento dado, la Policía debe intervenir durante el rodaje del programa.

Por otra parte, el chef destapó "las cagadas" en los menús de los comedores escolares de Canarias y deja helados a sus responsables.