Esta semana, la periodista y escritoria Margaryta Yakovenko ha compartido el fallecimiento de su abuelo, que se encontraba en una ciudad ucraniana ocupada por las tropas rusas desde hace dos meses.

"Mi abuelo no ha muerto por un tiro o por una bomba, ha muerto porque era una persona enferma y dependiente", explicaba en Twitter. En laSexta Noche, lamentaba que su abuelo haya muerto sin recibir atención médica.

"Era una de tantas personas ancianas que se han visto privadas de atención en una zona tomada. Después de una semana sin luz, sin agua y sin calefacción, su estado de salud empeoró", relata.

Tras estar encamado durante un mes, acabó perdiendo la vida, ante la imposibilidad de los servicios médicos de ir a atenderle. "Es una víctima de esta guerra, sin duda", agrega.